El lápiz de la Naturaleza

¿Se puede dibujar con una cámara fotográfica? Sabemos que el logro del invento de la fotografía en 1839, en parte se alcanzó persiguiendo el deseo de dibujar mecánicamente.
He querido revivir aquel reto iniciático interpretando la Naturaleza con un intento de emular la apariencia de lo que comúnmente se entiende por dibujos. Me he aliado con el poder gráfico de ramas, hojas, hierbas y otros elementos vegetales, que debidamente interpretados por la cámara, se conviertan en líneas, trazos, texturas o pinceladas, adquiriendo la imagen una apariencia pictórica.
Mis fotografías proceden de la realidad, “del natural” que dicen los pintores, pero no son realistas; no son copias facsímiles, reproducciones de la naturaleza, sino que más bien pretenden ser interpretaciones subjetivas. Sin embargo, me he valido primordialmente de técnicas de cámara. Así la serie blanca (línea de arriba del políptico) serían simplemente sobreexposiciones de los fondos de nieve o agua; la serie verde (línea de intermedia del políptico) se basa en la búsqueda y aislamiento de ese color en solitario, y la serie gis (línea de inferior del políptico) son fotografías en blanco y negro con cielos nublados sobreexpuestos. Las impresiones en papel de acuarela quieren aproximar más aún mis imágenes a la apariencia de los dibujos.
En resumen, los trazos y grafías dibujados por la misma naturaleza, registrados por una cámara fotográfica, pero con la intervención de la mirada e interpretación del fotógrafo quieren convertirse en dibujos. Lo natural se autodibuja y el fotógrafo lo interpreta, en espera de la complicidad final del espectador.
Koldo Badillo 2020

contenidos © Koldo Badillo : prohibida toda reproducción sin permiso del autorcreado en Bluekea